lunes, 18 de octubre de 2010

Historia de los Juegos Paralímpicos


El origen de los Juegos Paralímpicos se remonta a 1948 en Stoke Mandeville, Inglaterra, donde se organizaron los primeros juegos para atletas en silla de ruedas. Fue el Dr. Ludwig Guttmann quien decidió organizar por primera vez esta competencia deportiva, para los veteranos de la Segunda Guerra Mundial que habían sufrido alguna lesión medular. Posteriormente, personas con alteraciones motoras y ciegos fueron convocados para participar en las competencias.

Finalmente fue en el año de 1960 en  Roma, Italia, que se llevaron a cabo los primeros Juegos Olímpicos sobre Silla de Ruedas, que fueron bautizados con el nombre de Juegos Paraolímpicos. Éstos dieron paso al surgimiento y desarrollo internacional del Deporte Adaptado.
Participaron aproximadamente 400 atletas de 23 países. Compitieron en 8 deportes, 6 de los cuales, están incluidos actualmente en el Programa de Competencia de estos juegos (tiro con arco, natación, esgrima, baloncesto, tenis de mesa y atletismo).
Posteriormente también empezaron a participar personas con discapacidad intelectual, lo que aumentó el interés de otros países, que comenzaron a apoyar a todos los que quisieran realizar estas actividades deportivas.

En 1964, México asistió por primera vez a unos Juegos Paralímpicos, pero sólo como país observador (sin llevar atletas), cuando el gobierno japonés organizó en noviembre los II Juegos Paralímpicos.
En 1976 las competencias fueron realizadas en Ontario y Toronto. Se incorporaron a la competencia atletas de todos los países. Personas con amputaciones, ciegos y personas con parálisis cerebral, además de los parapléjicos.
El enfoque innovador del Dr. Gutmann sobre el deporte, como un medio de rehabilitación y de autorrealización, promovió en otros países el desarrollo competitivo de alto rendimiento, extendiendo sus beneficios a todas las discapacidades, lo que dio pie al Movimiento Paralímpico Internacional y posteriormente, a la creación del Comité Paralímpico Internacional (IPC) en 1989.
Los atletas que participaban en las competencias, se organizaron y formaron federaciones deportivas internacionales específicas:
·      Federación Internacional de Deportes para Personas con Parálisis Cerebral (CP ISRA)
·      Federación Internacional de Deportes para Ciegos y Débiles Visuales (IBSA)
·      Federación Internacional para Personas con Deficiencia Intelectual (INAS FID)
·      Federación Internacional de Deportes sobre Silla de Ruedas (ISMWSF)
·      Federación Internacional para Deportistas Amputados (ISOD)
·      Federación Internacional de Deportes para Sordos (CISS)
A estas federaciones pertenecen más de 160 países, cuyos miembros tienen derecho de voto para dirigir democráticamente la organización y están autorizadas a participar en todos los eventos del comité Paralímpico Internacional.
Los primeros juegos reconocidos por el Consejo Olímpico Internacional (COI) se efectuaron en Corea del Sur, del 15 al 24 de octubre de 1988. Para el año 2000 el movimiento paralímpico creció enormemente prueba de ello fue el número de atletas y países participantes que aumentaron de Roma 1960 a Sydney 2000, al pasar de 400 a 3,843 atletas y de 23 a 123 países participantes. Cabe señalar que en esos juegos se dieron cita 2,300 periodistas y que el sitio Web fue visitado por 300 millones de personas en todo el mundo.
Hoy día, los juegos Paralímpicos son eventos deportivos para atletas de elite y se han celebrado en el mismo año que los olímpicos. En paralímpicos de invierno las sedes han sido las mismas. El 19 de junio de 2001, se firmó un acuerdo entre el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Paralímpico Internacional (IPC) para asegurar esta práctica en el futuro y será a partir del año 2012, que la sede olímpica anfitriona se verá obligada a acoger también los paralímpicos.
En México, por iniciativa de individuos en forma particular, se llevaron a cabo acciones que permitieron que el deporte adaptado tuviera poco a poco mayor aceptación. Más aún, porque más que recreación para un grupo considerado como minúsculo, la presencia de la discapacidad en nuestra población se convirtió desde hace unos años en una necesidad a resolver que abarca a una gran parte de la sociedad mexicana. Más del 10% de la población en nuestro país tiene algún tipo de discapacidad.
Como antecedentes a la práctica de los Juegos Paralímpicos en México, en 1957 en la Ciudad de México, se llevó a cabo el primer torneo inter escolar para personas con deficiencia mental. Para 1964 se promueve en una escuela especial para niños con secuelas de polio, el "fútbol en bastones", así como la creación del "grupo de excursionismo de niños inválidos", grupo 84 en la organización de Boy Scouts, los cuales practican escultismo y excursionismo.
En 1963 Jorge Antonio Beltrán Romero, (persona con discapacidad y psicólogo del Instituto Mexicano de Rehabilitación A.C.) integra la actividad deportiva al programa general de rehabilitación del Instituto. Por esta razón, se lleva a cabo la primera participación mexicana en los Juegos Mundiales de Stoke Mandeville. En aquella ocasión, Marta Ruiz obtuvo dos medallas de oro en natación, mientras que Manuel Ruiz consiguió oro y plata en atletismo.
En 1967 la Coordinación de Educación Especial, perteneciente a la Secretaría de Educación Pública convocó a la Mini-Olimpiada, primera en su género en nuestro país, a todos los alumnos con deficiencia mental.
En enero de 1967, el doctor Allan Simpson vino a México a invitar a los discapacitados mexicanos para que acudieran a los Juegos Panamericanos de Discapacitados que se iban a celebrar en Winnipeg, Canadá, en los meses siguientes.

En unos apuntes del doctor Beltrán Romero -fallecido en 1972- se rescata el hecho. El galeno escribió: "Iniciamos las gestiones necesarias ante los organismos correspondientes sin encontrar apoyo".
Cuando finalmente México se incorporó al movimiento deportivo internacional fue invitado a participar en agosto de 1972, a los Juegos Olímpicos de Discapacitados, en Heidelberg, Alemania. Meses después, la Dirección General de Educación Especial, apoyada por la primera dama de la nación, organizó en octubre los segundos Juegos Deportivos de Educación Especial, con la asistencia de dos mil atletas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada